27.6.07

Se me desarmó el brazo, dijo Jacinto.

Así como lo leen, esa es la anécdota de lo que vivimos el domingo. Fue nuestra primer corrida a la guardia. No se asusten, no fue grave y lo cuento para hacer un poco de catarsis y para hacer un pequeño agradecimiento a cada una de las personas que nos cruzamos desde la puerta de casa, hasta la salida del Cemic. Vamos al hecho. Jacinto se sacó uno de los huesitos del codo a la muñeca de lugar. Fue algo asi como un procto doloroso que en criollo el brazo queda sin la posibilidad de rotar, por ende DUELE y mucho! pero mi pichón se la bancó como un rey. LA VERDAD QUE UN GENIO.

La madre (osea yo) también tuvo su mérito, no se bien que extaña cosa nos pasa a los seres humanos que somos capaces de mutar de un ser a otro y yo mute, porque estaba completamente relajada y tranquila, es más nos hicimos "las fotos" de los dos brazos, primero el sin dolor y luego el "dolorosísimo" casi sin llorar. Hubieron quejas pero pudimos tener dialogos profundos entre el y yo.

Deliberamos que juguetes le prestaríamos a cada uno de nuestros amigos, eligiendo por sus preferencias y también por las nuestras, los favoritos quedaron bajo nuestro resguardo. Es que L. es muy chiquito es bebe y no puede jugar con el Shrek es casi mas grande que el. A F. le prestamos a Winnie de Pooh y Tigger y si quiere alguno de los Elmos, pero nada de darle el Buzz que vuela. Los autitos podemos compartilos, pero el rojo ese que elegimos con papá que es fabulóstico ese mejor no. Pensamos que regalarle a M. para su cumple, porque es nena pero bueh seguro que también le gustan los mismos juguetes que a mi.
También deliberamos sobre como era que ese apartoo taaaan graaaande podia sacarnos una fotito de nuestro brazo, incluida la mano de mamá que sostenía la muñeca y que rápido que era todo que ni la luz pudimos ver.

Aquí, a los señores que esperaban hacía rato largo y nos dejaron pasar MIL GRACIAS y que después se acercaron caminando unos 60 mts extra para preguntarnos si estábamos bien MAS GRACIAS TODAVIA.

A la pediatra que nos atendió que en dos segundos llamó al traumatólogo y en medio segundo ya sabían que hacer, las placas eran preventivas, pero había que hacer una "maniobra" para ubicarlo en su lugar, si el huesito otra vez donde corresponde.

Primer intento: fallido. Llanto, sustos varios, pero todo dentro de un cuadro de mucha tranquilidad. El doctor de anteojos, también tiene su mérito, era eficiente y sobre todo MUY CORDIAL, nos explicó con palabras claras que había que hacer y como serían los pasos: dos intentos de colocación o yeso. Que eso se ubica solo después. Después de la primera maniobra a esperar un rato a ver si se acomodaba, para eso habia que usar el efecto distracción, para olvidarse del dolor/miedo al dolor y mover el brazo si este permitía ser movido, acá entra en juego EL PADRE (bueno antes hizo cosas elementales como estar tan calmado para que yo pudiera estarlo, llevarnos con una serenidad envidiable, recepcionarlo y sobre todo sostener las 1598 cosas que madre había llevado). NO ES TAREA DE PAVO. El padre le mostró las 1001 acciones de los 1001 tractores de su querido libro, hicieron como el tren, como una pala, como la grúa gigante y tantas otras cosas más, hasta que el doc se recorrió todo el largo camino para preguntarnos que tal nos iba. Ante la negativa de mover el brazo, nos tocaba la segunda oportunidad, fue un poco más insistente que la primera en la forma de mover el brazo, debo admitir que ahí ya quería que terminara de una vez, Jazu lloraba como jamás lo había hecho y zas el bracito se movió. No aguanté y dije: SE ENGACHÓ. El doc, muy simpáticamente dijo: hay que esperar otro rato y vemos si se mueve. Y la verdad es que no se movía, pero la posición era diferente. Al rato otra vez hizo el largo recorrido a buscarnos a la mesa en la cual tomabamos algo, mientras jugábamos con algunos autitos y nos dijo: vayan, que lo va a mover, sino cualquier cosa vuelven, pero no creo que haga falta. Y salimos, luego de abrigarnos porque hacía mucho frío.

Instantáneamente, todo acurrucadito en mis brazos, se durmió, pero se ve que aún tenía el reflejo del dolor porque se quejaba, una vez en casa, en su cama, con su almohada y todo abrigadito se durmió moviendo sus brazos, ambos dos de la forma que la pose a tomar lo necesitaba. Ahí respiramos en paz. El brazo se había vuelto a armar.

Una vez levantado de la siesta, casi que no recordaba nada de lo sucedido, pero después lo narró con lujo de detalle diciendo, se me desarmó el brazo y el doctor me lo ponía así así (obvio que haciendo gestos sobre su bracito).

Gracias nuevamente a los docs, que era domingo al mediodía y ellos como si nada. A los señores y a todos los que nos preguntaron, están bien?? etc etc etc.

Fue la primera corrida a la guardia, sabemos que posiblemente no será la última; pero debemos reconocer que fuimos tan bien atendidos que eso puso un manto de tranquilidad extra al que los tres llevábamos y nadie quisiera tener que volver, pero a la hora de elegir CEMIC SAAVEDRA pinta como un buen lugar.

7 comments:

Loli said...

Ay no! pobre jazuletito!!!!

Tan chiquitito y gordito y cachetón. Con esos ojos chinitos y los dientes mínimos y sus manitas regordetitas!!!

se me puso la piel de gallina.
él, que es todo un valiente.


Mil besos para la corajuda madre.

Turca said...

Me hizo llorar tu relato.
Más allá de que ando sensible, debe de haber sido un momento duro.
Besos y felicidades por tenerse.

Anonymous said...

Un genio el polli que se la bancó como un rey, y después cuando todos creían que se había olvidado y ni resgistraba...se manda: SE DESARMO EL BRAZO.... sin palabras, genio total!!!
Y de la madre y el padre ni hablar, tranquilidad a fully coraje para acompañarlo, otros genios.....
Besos a los tres!
Ery

A said...

Lo,gracias por los besos y piropos! Nos debemos una rica cena, entre tetas y niñito en pañales correteando por ahi! o durmiendo en el piso de la cocina!

Turca, gracias por pasar y si fue un momento dificil pero de verdad que aun estoy sorprendida por la tranquilidad con la cual lo transitamos!
Siempre paso por tus espacios aunque comento poco y ME ENCANTA LA FLIA QUE TENES! TE FELI!!!

Ery, ya sabés! Gracias por todo el cariño!

Mariana said...

Qué dificil!! Qué bueno que lo afrontaron tan unidos y fuertes los tres! Y el brazo se movió!!!!Son unos genios, especialmente el señorcito del brazo desarmado y vuelto a armar!!
Un abrazo!

Los 3 de aca said...

Ay que chucho marucho! Hasta que no terminamos de leer el post que no soltamos el aire!!!
Menos mal que todo esta en su lugar y todas nuestras felicitaciones al Jugueton de la casa y a los padres...viste que cuando una respira hondo desde un principio la cosa como que pasa mas tranquilamente? Del Padre no nos esperabamos otra cosa (cuando leia Jacko ponia cara de conocer la situacion y entenderla 100%)
Nos alegramos que este "tropezon" no haya sido "caida" y les mandamos abrazos fuertes!!
Los queremos mucho!!

*Sil y Franco* said...

Alita me sensibilizo tu relato, por la forma en que lo narraste (tan detalladamente, pero con tanto amor) y por imaginarme la situacion... bendita sea la mutacion que logro la calma en la familia para que don atu pudiera estar lo mas distraido posible... Un capo total el chiquitin, bancarse tanto dolor, tanto trajin, capo capo capo! besossss