26.7.07

Originalmente festejando cumpleaños, actualizado en: LOS FESTEJOS

con update!
Se que será un post que genere polémica, pero quiero aclarar antes que nada que respeto cada postura, cada decisión, cada festejo, cada quien, porque de hecho ni uno sabe lo que puede hacer mañana aunque hoy piense de esta manera.

No es que esté en contra plenamente, me parece valioso tomar cada caso en particular porque así lo amerita. No es lo mismo cada chico, ni cada madre, ni cada familia, ni cada quien en relación a otros tantos.

Pero, acá viene el qui de la cuestion: J. no fue ni me interesa que vaya a los cumpleaños de pelotero de sus compañeros de jardín, ojo al piojo no es por la gente ni por los chicos, ni por cada uno en particular, sino por la sitaución en si misma. Bueno, no de todos, (algunos lo hicieron en su casa y resulto una experiencia interesante) acá es donde entra la particularidad del caso. Me refiero a esto de festejar los dos años o los tres (comienzan ahora) en un fashion pelotero y tener que concurrir padres e hijos pero no permanecer juntos, digo ni tan juntos como para que las animaciones involucren realmente a los padres, ni tan separados como para tener la intención de dejarlos. No es que sea mala onda (o si, los que me conocen saben bien de lo que hablo) pero realmente ni mi hijo ni mi marido ni yo disfrutamos de esa situación. Eso de estar al son de un anda mamá se queda acá, anda a divertirte, baila, juga, come y que el no quiera porque no conoce el lugar, esta observado por 64 adultos que no paran de decir, anda mamá se queda acá. Y a mi me empelota, una porque seguro que no van ninguna de las 3 mamás con las cuales tenemos una relación extra, dos porque es agotador tratar de convencer a tu hijo de algo que ni a vos te convence, tres porque para tenerlo a upa todo el tiempo, la verdad que no da. Terminamos cansados, agotados y sobre todo de un humor tal que es mejor no volver a vivir semejante situación.

La diferencia radica si el cumpleaños es de alguien querido, de un peque con el cual hay un vinculo conformado, no solo por J. que seguramente lo tendrá con sus compañeros, pero como eso: como compañeros; sino también por nosotros, que ya sabemos cuando cumple, que esperamos que sea el cumple de XXX para ir a saludarlo, que vamos a comprar el regalo juntos y no es lo mismo, no es cualquier cosa para un chico de dos, sino algo que sabemos que le va a gustar, algo que va a disfrutar. Ahí es diferente, existe la seguridad de la gente conocida, existe el afecto! (cosa tan importante) también reconozco que nosotros vamos mejor predispuestos. Y mucho mejor si el cumple es una casa o pelotero pero de los tranquis, digo de los que son sin micrófono, con apenas unos chiches y sandwichitos donde el momento de la velita sea eso, acompañar a ese amigo a festejar su cumple y comer esa tan rica torta que comprada o casera será especialmente deliciosa.

Como verán prefiero los festejos entre los afectos, de grandes y chicos! Y J. tuvo su cumples, pero sin sus compañeros (que me disculpe, jajaj)

Pero el tema principal es que siempre me agarra la culpa, hasta compro el regalo y todo, le pregunto 64 veces a don K. si no corresponde que lo llevemos, que lo invitan para que vaya. Que son sus compañeros, que no se cuantas cosas mas que me quieran convencer. Pero la verdad es terminamos pensando que J. lo pasara mejor haciendo tantas otras cosas que hacemos los findes, ir a comer asado de unos amigos, tomar mate en la casa de otros, hacer parque, plaza o simplemente terraza.
Viste como es el tema, después va a la reunión de padres y sos el sapo de otro pozo, porque lo más importante parece ser donde festejas el cumple de tu hijo y que nadie falte!! Igual cada uno tendrá sus motivos, insisto, yo ya se que es altamente probable que no continue en ese colegio, eso genera también un casi desvinculamiento intencional de mi parte! Pero bueh, vieron como son las cosas, ahora resulta que al próximo lo llevamos y después les contamos como nos fue! o seguramente no, quien sabe!
Ojo no es contra los festejos en peloteros, aunque haya muchos que no eligiria pero también hay miles de colegios que tampoco lo haría, o clubes o tantas otras cosas, ahi es cuestión de gustos, sino es en eso de compartir un momento tan especial con gente que no tenes casi relación más que la casual, por eso me parece mucho mejor formar vínculos desde otro lado y al cumple de mi hijo vienen esos con que hay un lazo, un ida y vuelta, esos que quiero y me quieren.!
También nos pasa similar con todas estas opciones de salidas que las vacaciones de invierno nos facilitan, aunque posiblemente será punto de reflexión de otro post. Tampoco estoy muy de acuerdo en pasarla de plan en plan con los hijos a cuesta, en eternas y largas colas, por lo menos no con el mío, con este, el que tiene hormigas, el que prefiere otras cosas, el que disfruta de otras cosas. Y no es que no me parezca que este bueno salir, todo lo contrario, pero si hacer una evaluación a conciencia de lo que hacemos y donde vamos y sobre todo este tan efímero limite entre los deseos de los adultos y los intereses de los chicos.

13 comments:

Jime... said...

Y, es todo un tema ... al principio (seis años atrás) intentaba complacer a medio mundo, porque complacer al mundo entero te hace volver loca, ahora a medio mundo te volves media loca... jejeje
Con los cumples siempre los hicimos en casa y muy de la familia... el último que fue en junio llevamos la torta a la escuela para que comparta con los compañeros (previo conversar con la directora y que ella aceptara de muy buena gana!)y al mediodía nos fuimos a lo del abuelo de mi pareja que vendría siendo bisabuelo de mi hija, que por esas cosas de la vida cumplen el mismo día. Así que invitamos a mis papás y nos fuimos a la casa del abuelo, llevamos una torta y ganas de compartir el día con los demás... Y a Eli le fascinan los cumples, ella va porque a ella le gustan, pero no nos pide un castillo inflable ni un pelotero, ni salon ni nada que se le parezca... de hecho no espera regalos, solo la torta y que le cantemos que los cumplas feliz! Muy a mi pesar le di la razon a mi pareja, él decia que de chiquito ni vale la pena tanto despliegue, que el chico ni se entera, salvo que vea el video de grande... y la verdad que nos gusta hacerlo así, en casa, con los que queremos, y no con eso de invitar porque nos invitaron o porque como invitamos a uno tenemos que invitar al otro... Y también estamos pensando en ya no invitar y que venga el que se acuerde, digo, porque si es nuestro amigo y nos quiere seguro se acuerda de nuestro cumple o el de nuestro hijo y como es nuestro amigo SIEMPRE es bienvenido a nuestra casa...

A said...

Jime respecto de esto nada que acotar, asi tambien es en nuestro caso, que de paso te cuento que cumplimos los 3 en la misma semana asi que te imaginaras, siempre somos muchos y asi de muchos queridos! en familia y con amigos! pero un monton se juntan asi que tal vez la proxima sea fuera de casa pero por comodidad, igualmente lo mas que inquieta es esto de tener que ir aun no teniendo ganas poruqe no hay casi vinculo real! de hecho no vamos pero a veces me da un poco de culpa!(muy bolu, de mi parte jajaj) y ademas esta la diferencia de la edad, a la edad de Eli ella ya se puede manifestar, pero en la sala de DOS? ahi somos los adultos los que ponemos en primer lugar nuestros DESEOS o muchas VECES ni siquieras nos lo planteamos y actuamos porque el resto lo hace, porque se da asi o vaya uno a saber porque! Me parece bien que el resto lo haga, insisto esto de que cada caso es especialmente particular!
Te mando un fuerte abrazo
Ale

Turca said...

Qué tema!!!!!!!
Sabés que antes de Luisina ir al IVA (Jardín de Arte donde el entorno era/es tan contenedor y especial que se genera el vínculo entre familias naturalmente y con una fuerza...!) ella fue a jardines privados "comunes" y nos pasaba lo que a vos. Y nos costaba mucho escuchar al propio deseo. Y a un cumple íbamos y a dos no. Y así era la eterna dicotomía. Cuando a los 3 empezó en el IVA y vimos que existía OTRO mundo, no lo podíamos creer! Cumpleaños en las casas o en salones infantiles "amigables", donde nadie te "secuestraba" al crío en la puerta para decirte "volvé en dos/tres horas, mami", con una sonrisa de payaso insoportable.
Ahora que van a una escuela Waldorf y encima vivimos en una quinta... bueno... es el paraíso... qué querés que te diga!!! Lo del vínculo con las familias está multiplicado por tres!
Y es como vos decís. Luisina hoy si quiere inflable, bueno, se le alquila, pero no porque sea nuestro deseo, sino porque es el deseo de ella. Y como el espacio es grande y cumplen los dos en pleno verano, es una fiesta! Ni el ruido del motor del inflable se escuchaba!! Y micrófonos, no, dejá! A ver si se nos asustan los pájaros del barrio y nos castigan negándonos su canto cada mañana!!!!!!

No sabés como te entiendo...
:)
Besosssssssssssssssssssssssss.

Mariana said...

Totalmente de acuerdo!!!Justo ayer hablaba de mi última experiencia en un pelotero con una amiga. A mi lo que mas me molesta es que todos los cumpleaños en esos lugares sean iguales. Se coma lo mismo y de la misma manera y se juegue a lo mismo. Pero bueno, supongo que es parte de no poder zafar de lo que te venden.
A mi hijo mucho no le gustan ese tipo de cumples. Aunque a mi me parece importante ir y "socializar".
Pero nosotros festejamos en casa. Es un despelote, pero ganamos calidez, confianza y sobre todo que sea personal, que hagamos lo que le guste al homenajeado. También es una realidad que no todos tienen la suerte de tener un jardincito al fondo de casa y cumplir cuando el tiempo está lindo...
Buenísimo todo lo que venís escribiendo. Hace rato que no venía por acá y me encuentro con tu blog super producido y activo. Me encanta!!!!!!!

LIBRERIA said...

Chicas gracias por andar por aca y siempre comentar!
ALe

Maru said...

Para nosotros esto es una experiencia nueva. Recién este año llegaron las invitaciones de los compañeritos del cole y si bien Nico se entusiasma cada vez que le dan una invitación, muchas veces dudamos en enviarlo.
Por ahora "todos los papás" coincidimos en que debemos estar presentes y a nadie se le ocurriría dejarlo solo.(Nico tiene 2 y un mes y ya hay cumpleaños de 3)
Dependiendo "del cumpleañero" y su vinculo con Nico actuamos en consecuencia.
Aveces peco de turra, pero a mi hijo lo asusta si hay gente disfrazada, si la música está fuerte, etc entonces antes de ir pregunto y después vemos q hacemos.
Por cuestiones de espacio siempre lo festejamos en casitas infantiles pero sino con muchisimo placer lo haria en mi casa, es como que le da más calidez... no?
El tema de para hablar mucho.
Les mando un beso, se me despertó Nico.

No more to say than this.. said...

Yo no tengo hijos, pero mi profesor de historia del Arte me dijo alguna vez, que se negaba rotundamente a llevar a sus hijos a peloteros, porque los amaba, y no los iba a hacer sentir como hamsters. A mi me pareció una idea brillante.

giselisima said...

MMMM...Hola tanto tiempo.A ver que tema , nunca se me huviera planteado asi.
Vos sabes que Pietro fue a un jardin especial,y eran pocos asi , TODOS IBAN A LOS CUMPLES DE TODOS.Con mucha alegria.Y si tocaban peloteros, x que a los papas no les daba el bolsillo para otra cosa, igual lo acompa;abamos.Para la sala de 3 a 4 ya no .Ahi ya pedian que nos fueramos,no los animadores ni los otros papasm si no los chicos.
Con Isa trato de ir, por que trato que vivan con mucha alegria el festejo de cumplea;os de otro.Considero que si hay unos papas como uno haciedno un esfuerzo para celebrar bienvenido sea.Ahora las huevadas tipicas de quien lo hizo mejor que quien...se lo dejo a la gilada.
Isa cumplio la semana pasa y lo festejamos entre nosotros x no nos da la guita para otr cosa.Ya el a;o que viene seguro va haber reclamo,jejejeje

*Sil y Franco* said...

Muy claro y respetable tu opinion alita, como siempre lo haces...Franco empezo este año a tener cumpleaños en peloteros, y tuvo dos en casas, pero de los chicos que ya estan cumpliendo 3 los que cumplieron 2 (antes de junio) no hicieron ningun festejo...Por ahora los festejos fueron bastante intimos, invitaron a los nenes con el que el cumpleañero mejor se llevaba o que conocia de sala de jardin, no se invito a toda la sala (que hay mas de la mitad son nuevos) por invitar... La experiencia fue mas que buena, porque eran poquitos chicos (del jardin, habia otros nenitos de familia) y ese grupito estaba feliz de compartir fuera del jardin otro tipo de actividad...Pero tambien tuvo otros cumples de nenes que no son del jardin ni tan amigos asi que ve siempre y no fue algo que reee disfruto...es todo un tema los festejos jaja
besoss reina

LIBRERIA said...

SIl, Me encanto el mix de cumple!! ademas Jazu disfruta muchisimo de los cumpleaños de sus amigos, pero necesita como esa cosa de intimidad ya que si la gente es mucha o mucho el ruido o eso se siente perdido! por eso siempre dudamos en llevarlo y evaluamos el lugar y la gente y eso! pero cuando el ambiente es mas ameno! DISFRUTAMOS TODOS! y es un PLACER!!!
ALE

Turca said...

Ah... pequeño detalle! Me olvidaba de contarte (por eso volví) que a Valentino no lo metés a un pelotero ni borracho!!! Sabés que nos ha tocado que nos invitaron a un par, no más por suerte, de amigos/familiares, que no podés zafar, porque querés mucho y el compromiso es muy fuerte, y tener que estar con él llorando a upa y tenerlo que sacar... Esas cosas que hacés porque vas feliz, con la mejor onda y encontrarte conque él está aterrado... Toda una experiencia, te diré... Suerte que en poco tiempo hicimos un crecimiento importante como familia y nos permitimos "elegir" nuestros vínculos... Hacer en libertad, sin presiones sociales es maravilloso! Saludable para todosssss!!!!!

Besossssss Alita!

Nika said...

Comparto el sentimiento de muchas. En nuestro caso, Sofi siempre fue muy sociable y se enganchaba enseguida con la propuesta de la fiesta, sea pelotero ruidoso o casa con animadora. Como ella no tenía problema yo -antisociable x naturaleza- la acompañé a todos los cumples y me esforcé por establecer vínculos con las familias de sus amigos. Al cumple de 1 y 2 los tuvimos que hacer en saloncito (sin pelotero) pero ahora, con casa grande pudimos hacer el de 3 acá y fue... hermoso!!! Creo que yo lo disfruté más que ella!!! Digo, respecto a llevarlos o no, me parece importante respetar el sentir de ellos. A una puede reventarle el hígado los micrófonos y los payasos estúpidos, pero si ellos lo disfrutan bien. Si te la pasás toda la fiesta con J. a upa... y bue, será señal que no quiere, y ahí si, inútil insistir. Pero si ellos si divierten: por qué no? Así como los llevamos a "nuestros" programas de grandes, me parece justo sumarnos a "sus" programas de chicos.
Besos!!

Maga said...

me asusta descubrir que podría haber escrito este post de manera casi exactamente igual... excepto por detalles

bueno, ahora no me siento tan rara